28 abr. 2011

UNA ARGENTINA DEL LEJANO OESTE


En la localidad de Gobernador Gálvez, provincia de Santa Fe, se desató una verdadera tragedia de tiros, heridos y muertes a raíz del robo de un par de zapatillas a un joven de 22 años.

Según los informes periodísticos, Gabriel Gómez de 17 años, le roba a Cristian González sus zapatillas, por lo que el último reacciona provocándole un disparo mortal. Poco después, la familia y algunos amigos de Gómez, indignados por la muerte del joven delincuente, se tirotean con quien resultó víctima del robo provocándole la muerte en medio de una gran balacera, donde también resultaron heridos dos mujeres y un adolescente.

Más allá del caso puntual, todos sabemos que este tipo de hechos suceden cotidianamente en cualquier ciudad de nuestro país, donde los enfrentamientos con muertos y heridos entre bandas y grupos delictivos son casi una materia de todos los días, en tiempos que se parecen más al lejano oeste que al presente de una sociedad organizada.

Nadie se sorprende ya de los tiroteos nocturnos y a plena luz del día que se suceden en estos lugares, donde todos tienen armas de fuego y hasta se pasean armados por sus barrios haciendo ostentación del descontrol más absoluto por parte de las autoridades que parecen estar mirando para otro lado.

Los jóvenes, adolescentes y hasta niños, alcohol y drogas mediante, se agrupan en patotas o “barras” para enfrentarse entre ellos, arreglando “sus diferencias” de la manera más elemental y violenta, ante la mirada impávida de una sociedad que no advierte el crecimiento monstruoso del virus de la marginalidad y el delito.

Y mientras algunos afirman que la inseguridad actual no existe o que está exagerada por los medios opositores, u otros escupen argumentos que sólo consisten en la negación del grave problema social que estamos padeciendo, los hechos de esta naturaleza se suceden minuto a minuto en cualquier barrio o localidad de nuestro país.

La delincuencia, inseguridad y marginalidad son nuestra realidad y no el invento o exageración de los malvados medios de prensa y la oposición; y aunque algunos sostengan que se trata de un “problema” de las clases “marginales”, “que se arreglen y maten entre ellos”, algo así como un “equilibrio ecológico de los delincuentes”, no podemos dejar de advertir que nos estamos convirtiendo en un país que es como una tierra de nadie, una Argentina del lejano oeste.-


Artículos Relacionados:
“Maldita inseguridad”.
“El tiempo de la violencia”.
“Delincuencia juvenil”.
“Los hombres del futuro”.
“Drogas por aquí, drogas por allá”.

19 comentarios / Hacer un comentario:

Anónimo dijo...

Buenísimo!!!.

Diego B. dijo...

Acabo de leer la nota y realmente no puedo dejar de coincidir con vos!. Si no hacemos algo urgente, esto se va a transformar en un caos y anarquía total, y no vamos a poder pararlo. Muy buen artículo Eduardo, mis felicitaciones como siempre!!.

Ceci O. dijo...

Me parece muy buena descripción de lo q lamentablemente está pasando en el pais, mientras la policia y la justicia estan mas preocupados por juzgar a los militares q hace 30 cometieron abusos q a los delincuentes q hoy se estan matando y nos estan matando uno a uno.

Martins dijo...

Este tipo de sucesos podemos mirarlos en las síntesis de noticias internacionales (por ej. en EE.UU) donde la violencia y la marginalidad crece día a día, lo que en aquel país ocurre a diario está sucediendo en nuestra Argentina. La vista gorda por parte de las autoridades y los medios de comunicación "obsecuentes" tratan de eludir esta triste realidad, cosa que la sociedad está padeciendo y gritando a viva voz que se encuentre una pronta solución a estos lamentables acontecimientos. Felicitaciones por el artículo y muy original la imagen que allí se puede observar. Saludos.

Marcos Godoy dijo...

Esta dicho por vos. Esta Argentina en tiempos de hoy es mas parecida auna tierra de nadie como igual al lejano Oeste coincido con vos y me parece que si nadie puede reflexcionarlo y pensar las cossas con un poco mas de sentido comun para nuestra sociedad, esto se podria llevar un poco mas mejor de lo que todos los Argentinos esperamos que sea, es una Lastima por el sentido comun parece que se quebro en esta Maldita Sociedad que tenemos Gracias a los Gobernadores de este tiempo.
Un Abrazo amigo y como siempre Esta bueno el Blog. Y todo lo que haces chau.
Marcos G.

Fabián P. dijo...

Me gustó mucho el artículo porque refleja tal cual lo que está pasando en todos los barrios, los chicos andan armados, se matan, se roban entre ellos, hay arreglos de cuentas, la droga pulula por todos lados, es un desastre lo que está pasando y la presidenta sigue hablando giladas como si estuviéramos en el paraíso... y encima nos quiere convencer que vamos bien, por favor, si estamos en el horno.

Emanuel dijo...

Tenés razón, esto es cualkiera pero que se puede esperar de un país donde los jueces se dedican mas a bailar cuarteto con la mona Jimenez que a investigar los casos que le tocan jajaja.. un desastre!.

Emanuel Selton

Juampi dijo...

Y no hay q confundirse, no es algo q pasa en las villas o los barrios digamos marginales, pasa en todos los barrios, uno ve chicos armados, drogados, peleandose entre ellos o vendiendo drogas a toda hora, pero la presidenta y el bigotes Fernandez siguen insistiendo q estamos bien y vamos por el camino correcto ajajaja q caraduras, por dios!. Muy buena nota Eduardo, me gustó mucho.

Gastón R. dijo...

Coincido totalmente con vos, las autoridades estan mirando para otro lado y cada vez estamos peor. Los valores se han perdido de una y a nadie le importa nada, te matan por un par de zapatillas tal como pasó en este caso. Saludos.

Iván dijo...

Muy buena la nota y genial la imagen.. la bandera argentina ahi flameando da la sensación realmente q es el oeste argentino jaja.

Damián dijo...

El articulo está buenisimo, es una radiografía de la situación social actual y ojalá algun día los políticos se dejen de pavear con medidas que solo sirven para pasar el momento y generen oportunidades y CULTURA del trabajo, que es mucho más importante que estar dando planes o subsidios a la manchancha.

Jummi Jonk dijo...

Estamos viviendo en tiempos donde la violencia y la falta de autoridad crece dia a dia, es lamentable y parece irreversible toda esta situacion... hasta cuando, por Dios!!. Este gobierno esta siendo muy cínico y retrogado con la realidad, y la sociedad sigue padeciendo este mal generalizado. La nota es excelente.


Jummi Strataasvarten

Sebas G. dijo...

Es asi, vivimos como en el oeste pero con una diferencia, ellos tenían al menos un sheriff que hacia algo por la justicia del pueblo, nosotros no tenemos policía ni justicia ni nada. Estamos expuestos a la inseguridad total, aca te roban y te matan como si nada y nadie hace nada, es mucho peor q el lejano oeste. Buenisimo el articulo!.

Svan dijo...

Coincido totalmente con Ud. Este pais se ha convertido en tierra de nadie, me parece inaudito que las autoridades no tengan en cuenta la triste realidad que estamos viviendo y se preocupan en "demonizar" a aquellos medios que dicen la verda ...d: salideras bancarias, secuestros, robos seguidos de muerte, etc. La sociedad tiene el poder de elegir a sus representantes, todos sabemos qué es lo que hay que hacer en las proximas elecciones.

FEDERICO_N dijo...

Hola Edu, coincido con vos, pero me parece que ya es poco decir del lejano oeste, lo que pasa no tiene comparacion, y no solo pasa en barrios marginales, tambien en el centro de la ciudad y en countries que supuestamente pagan para tener seguridad.
Imaginate como esta la cosa, que hay programas malisimos (que deberian sacarlos del aire) de television, que te muestran a gente con armas haciendo uso de ella o mostrandose con ellas, como si fueran los jefes del barrios. Triste pero cierto.
Un abrazo Edu, espero que estes bien.........

Susana dijo...

Aunque sea doloroso tenemos que reconocer que esta es la Argentina del 2011, tierra de nadie donde vale todo. Drogas, armas, tiros, peleas e inseguridad total, hacen que la realidad que vivimos sea tal cual usted la define. Yo me pregunto, qué se puede esperar de un país donde una figura como Moria Casán reconoce que fuma marihuana?.

Susana Roldán
Alta Gracia

Ramón dijo...

Que se maten entre ellos no me preocupa, al contrario, me encanta porque son la basura de la sociedad y mientras menos existan mejor. El tema es que estos mismos negros son los que después salen a robarnos y matarnos a nosotros con total desprecio por la vida y la salud de las personas de bien, y ahi se nos complica a todos. Algo hay que hacer, no soy especialista, pero si no tomamos medidas estos negros del lejano oeste como usted dice, nos van a matar a todos y van a quedar ellos como amos y señores de una sociedad podrida del todo. Saludos.

ARMANDO dijo...

Pero esto aca es cosa normal, usted los ve durante el dia y la noche por las calles y en las esquinas, se pasean armados, se drogan en plena calle, roban al que pasa y hasta le cobran "peaje" a los vecinos para no asaltarlos. La policía y la justicia? bien, gracias, comiendo pizzas en las comisarías mientras a nosotros nos matan y nos roban como si nada. A veces pienso si tanta democracia, tantas garantías y libertades sirven realmente para algo, porque cada día estamos peor. Habria que pensarlo, no le parece?.

Armando
Partido 3 de Febrero
Buenos Aires

Jeane - ropa de ciclismo dijo...

Cuando una sociedad cae en la anarquía y la única ley es la del más fuerte, está abocada al desastre.
En la historia hay ingente número de casos a los que hacer alusión.
El imperio romano, al fas west o la piratería en la isla de la tortuga.
Es curioso que la tan afamada isla sea hoy en día soberanía de Ahití, el país más pobre de América y uno de los más pobre del mundo.
Muchas veces no hay que intentar descubrir el futuro, sólo hay que mirar al pasado.