5 oct. 2008

SOBRE LA PENA DE MUERTE

Nos consulta Luciano si tenemos escrito algo sobre la pena de muerte ya que necesita material para un trabajo en su escuela. Subimos este artículo que si bien fue publicado hace varios años, contiene algunos aportes que pueden resultarle de utilidad.
.

Publicado en el diario "CÓRDOBA"
Córdoba, 2/10/91

Nuevo Diario Córdoba” en su edición del 26 del corriente publicó la carta de un lector, estudiante de abogacía, convencido de la necesidad de implantar la pena de muerte. La gravedad de algunos hechos recientes hace comprensible la reacción o respuesta espontánea de la sociedad frente a quienes lesionan sin reparos los derechos elementales de las personas. No obstante lo entendible de tales rechazos, ahí el peligro de plebiscitar su implantación en el país, la población debe evaluar cuidadosamente y sin ataques emocionales, las razones y fundamentos de una y otra posición.

No puede ignorarse, y así lo decíamos en CÓRDOBA el 5/8/90 cuando el presidente Menem a raíz del asesinato de Diego Ibañez pretendió su instauración, que “estadísticamente se ha demostrado en aquellos lugares donde se la ha suprimido, su abolición y reemplazo por un castigo menos inhumano no han causado aumento de la criminalidad, sino que hasta se han producido en algunos sitios disminuciones de la misma”.

En lo que hace a la condición de “castigo ejemplar” se ha sostenido que la intimidación y ejemplaridad de la pena, en cuanto al riesgo de perder la vida, es de mayor peso en el ánimo del delincuente que el de perder la libertad por mayor o menor período. Al respecto, sosteníamos también en la nota citada que “la pena, sin duda, no intimida a nadie, ya que jamás el individuo que delinque se plantea –al menos previamente- el castigo que puede sufrir y menos aún se detiene en su determinación de cometer el hecho”.

Criminológicamente se puede afirmar que el planteamiento se produce en la generalidad de los casos con posterioridad a la consumación delictiva “pretendiendo” en esas circunstancias lograr lo mejor posible en cuanto a la calidad y cantidad de la pena.

De los caracteres del delincuente nato incorregible de Lombroso, Garófalo estableció como conclusión penal, la teoría de la eliminación de los incorregibles o irrecuperables. Como la pena no se impone porque se haya delinquido sino para que no se delinca, la lógica doctrinaria de los defensores de la pena de muerte encuentra su mayor sentido en la teoría de Garófalo porque ¿qué pena sino la capital como mejor instrumento de la eliminación podría evitar que el delincuente vuelva a delinquir?.

A la eliminación de los incorregibles, coqueta aplicación de aquello de “eliminar la manzana podrida”, se le opone como objeción más fuerte la cuestión de la “irreparabilidad del mal”, única sin réplica. La posibilidad por somera que sea, de que se perpetre el homicidio judicial de un inocente es algo que ya no puede ser admitido ni tolerado.

En este sentido, David A. Yallop en su libro “Beyond Reasonable Doubt?” nos enseña citando diversos casos de inocentes ejecutados en varias partes del mundo, que la justicia y los juzgados, contrariamente a una creencia generalizada, pueden equivocarse y de hecho muchas veces lo hacen. Si los avances de la estructura judicial han proporcionado los medios de reparar el error de los jueces, no puede concebirse que se pretenda implantar una pena cuya naturaleza significa desde su inicio negar completamente una futura revisión y por ende la reparación del posible error. Sin embargo, la pena de muerte se sigue aplicando en algunos países y no precisamente limitada a los más atrasados.-

9 comentarios / Hacer un comentario:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por la información, me ha venido muy bien para mi trabajo. Gracias!!. Luciano

federico dijo...

Hola Eduardo, con respecto a la nota de "PENA DE MUERTE", vale decirle a Luciano que, Primero, no se puede aplicar en nuestro pais la pena de muerte, por que romperia todos los tratados internacionales con gerarquia constitucional y principios fundamentales de la vida e integridad fisica del hombre, emanados de nuestra constitucion nacional, y nunca se llegaria a imponer pena de muerte.
Segundo: el estado impone la pena al dlincuente,luego de todos los procesos se llega a sentncia, si es inocente queda libre, pero si es culpable se le aplica una pena, el delincuente perdera su libertad y demas atributos.
EN ESTA PARTE DESDE MI PUNTO DE VISTA EXISTE EL PROBLEMA MAYOR, LA PRIVACION DE LA LIBERTED Y SU ASIENTO EN UNA CARCEL, TIENE UN FIN, ESTE SERA,QUE EL DELINCUENTE PUEDA VOLVER A ACTUAR EN LA VIDA SOCIAL. EL GRAN PROBLEMA ES QUE LOS DELINCUENTES EN VEZ DE DISMINUIR SU CAPACIDAD DELICTIVA, LA AUENTAN MAS Y MAS,Y AL FINALIZAR SU PENA, SALEN CON MAS HAMBRE DE COMETER ILICITO.
ENTONCES SERIA BUENO QUE EN VEZ DE PENA DE MUERTE SE RESPETEN TODAS LAS NORMAS DENTRO DE LAS CARCELES. ESTO LLEVARIA A OTRO TEMA COMO POR EJEMPLO: SI LOS SUELDOS DE LOS POLICIAS SON ADECUADOS O NO?...
SOBRE ESTE TEMA SE PODRIA SEGUIR HABLANDO POR MUCHO TIEMPO...

CHAU EDUARDO CUIDATE UN ABRAZO......
FEDERICO NIÑO

Anónimo dijo...

Está muy bien su nota pero la verdad me parece mucho palabrerío al pedo, al tipo que roba, mata o viola a una nena por ej HAY QUE MATARLO! No hay otra!! Que vámos a hacer? los metemos en la cárcel y encima les tenemos que dar comida y remedios con nuestros impuestos?. Son una lacra social y hay que eliminarlos si o si!!.
Fabián

federico dijo...

Hola Fabian, por lo que decis se nota que no sabes leer. La nota que vos llamas palabrerio, esta dirigida a Luciano para que pueda hacer un trabajo practico.
Habla de los fines que quiere llegar la pena, no si se debe matar a alguien o no.

federico

Anónimo dijo...

Sr. Castillo Páez: Un amigo del trabajo me recomendó su blog, no soy de manejar mucho internet porque la verdad no entiendo mucho que digamos pero me han interesado y atrapado sus articulos. Muy bueno lo de pena de muerte y lo de maltrato infantil, ahora me gustaría leer algo sobre la terrible situación que vivimos en el conurbano bonaerense con la inseguridad, todos los dias hay robos, secuestros, asesinatos... es tierra de nadie y el gobernador Scioli mira para otro lado. Lo felicito por sus trabajos.
Armando C. Pertido 3 de Febrero

Anónimo dijo...

A Federico le contesto que yo no me refería a su comentario si no a la nota principal del blog, pero pensandolo bien tambien puede ir para ud mi opinion porque su comentario tambien es mucho de palabrerio al pedo. Todos los que analizan estos temas se tiran horas y horas analisando, en vez de decir de una la posta, HAY QUE MATARLOS!!! No hay otra. Igual me parece muy bueno el blog y el espacio que nos brinda para poder dar mi opinión.
Fabián

Anónimo dijo...

Tiene que haber pena de muerte pero para estos políticos corruptos y tranfugas que tenemos en todo el país. Manga de choros!! Estoy harto de que nos afanen así y la peor es nuestra presidenta que ya no sabe como cagarse en el pueblo argentino. Te felicito Eduardo por tus notas, son de muy buen nivel. Enrique, Mina Clavero.

NITO ABONANTE dijo...

¿Condicionan los medios de comunicación nuestras conductas sociales?
La respuesta afirmativa a esta pregunta tiene un sin fin de derivados. Los medios tienen como premisa vender información y a los efectos del marketing, es lo mismo vender información que vender una gaseosa, el objetivo final es el consumo del producto.
Las informaciones son segmentadas, es decir, dirigidas a tal o cual público que entre otras cosas responde a tal o cual estrato social. El comportamiento del merval posiblemente sea una noticia que interese a sectores altos y pase desapercibida en los sectores de bajos recursos. Con la falta de monedas, en especial para el uso del transporte público pasa algo parecido, solo que a la inversa, a quién más le interesa es a los sectores bajos ya que los involucra directamente. Pero hay informaciones de consumo masivo, como puede ser el futbol, la vida de la farándula o la violencia generalizada, estas informaciones son expuestas con mayor énfasis, lo que las potencia y las introduce en las conductas sociales.
Tomemos la violencia generalizada, que como noticia está en el top five desde hace algún tiempo. Cada hecho desgraciado abona la sensibilidad social ya culturizada para responder a estos estímulos mediáticos. Y aquí está el punto, las reacciones individuales van poco a poco elaborando tejidos sociales de manera cada vez más irracional, porque en definitiva son conductas de supervivencia, donde la ley principal es sálvese quien pueda. Y aquí aparecen las consignas, por cierto fogoneadas, que exigen, por ejemplo, la urgente pena de muerte a quién mata, como si esa fuera la solución de un problema que tiene mil aristas, que instintivamente se saltean para transitar por el camino más corto y como dijimos, más irracional.
Volmemos entonces a la pregunta disparadora: ¿condicionan los medios de comunicación nuestras conductas sociales?. Imaginemos un hipotético caso en el que los medios de comunicación tengan que, obligatoriamente, destinar el mismo espacio para todas las noticias, donde el empate de Boca-River, la separación de Cristian Castro, la suba del dólar, la crisis financiera y un asalto seguido de muerte compartan titulares de una misma dimensión. Ahora hagamos un superlativo esfuerzo y reflexionemos: ¿cuál seria la respuesta social ante estas noticias?
http://ciudadadobe.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Hoy en Argentina han muerto dos chicos jovenes en manos de delincuentes armados, todos los dias sucede lo mismo pero cada vez con mayor violencia.Los asesinos estan sueltos vagando buscando una victima, para descargar su ira, estan cebados con sangre de inocentes y seguiran buscando a sus presas¿Que les parece dejar a estos asesinos sueltos?Si la carcel no los hace escarmentar y siguen matando?