27 sep. 2008

Y DALE CON LO MISMO...

El.. gobierno. nacional .insiste .nuevamente con el proyecto de despenalizar el consumo de algunos estupefacientes, como si se tratara de la solución mágica a la grave problemática que implica todo lo referido con las drogas y sus consecuencias para nuestra sociedad.
.
En rigor de verdad, no se si con este asunto de despenalizar se está buscando una verdadera solución o si se pretende instalar en la opinión pública una gigantesca cortina de humo para distraer nuestra atención de los problemas más acuciantes que padece nuestro país.
.
El desconocimiento y la ignorancia de algunos funcionarios públicos solo confirman que esta gestión de gobierno no tiene la más pálida idea del rumbo a seguir en lo que a problemáticas sociales se refiere.
.
En numerosos artículos hemos analizado este asunto, por lo que incluyo a continuación la columna que publicara hace algunos meses en el periódico "Resumen de la Región" de la ciudad de Alta Gracia.
.
.
SOBRE LA DESPENALIZACIÓN
.
Hace ..un .tiempo .se .habló y .mucho .en .los .medios .de. comunicación de la posibilidad de “despenalizar el consumo de drogas”, generando en la opinión pública una enorme confusión, ya que se incurrió en gruesos errores conceptuales que resultaron un impedimento para el análisis profundo de tan importante cuestión.
.
En primer término, cabe aclarar que en realidad debería hablarse de “despenalización de la tenencia de drogas para el consumo personal” dado que el consumo en sí, como práctica personal o individual, no está penado en nuestra legislación. Mal podría entonces, despenalizarse algo que no está penado.
.
Lo que hay que definir, en rigor de verdad, dado que se trata de un tema que se instala periódicamente en el ámbito de la discusión, es si hay que despenalizar o no la tenencia para consumo personal, o sea la tenencia de drogas en pequeñas cantidades para un consumo propio o personal. Y es ahí cuando nos encontramos con media biblioteca que apoya una postura, y la mitad restante que se inclina favoreciendo la otra posición.
.
Más allá de todas las afirmaciones y argumentos de unos y otros, los que están a favor y los que están en contra de despenalizar, no podemos olvidar que lo fundamental en esta grave problemática no es el castigo o la sanción en sí, sino la prevención.
.
Las políticas preventivas sugeridas por las organizaciones internacionales indican que debe iniciarse el trabajo con conciencia y responsabilidad desde el mismo jardín de infantes, capacitando a los docentes y padres para que puedan transmitir e inculcar valores a los niños, dotándolos de las herramientas necesarias para poder enfrentar en el futuro el problema.
.
Pero, ni en Argentina ni en ningún lugar del mundo se puede implementar con efectividad un programa preventivo desde la incoherencia, el desconocimiento y la mentira.
.
Creo que hay incoherencia en los legisladores que sostuvieron por un lado la prohibición del consumo de tabaco en lugares públicos cerrados y por el otro, presentaron un proyecto de despenalización. Me parece que hay desconocimiento en quienes elogian las supuestas propiedades terapéuticas de la marihuana, por ejemplo, desconociendo que en realidad se trata de un monstruoso marketing financiado por sectores dedicados al lavado de dinero.
.
Y es mentira que la droga es socia de la pobreza y las clases bajas, porque la droga está en todos los estamentos de nuestra sociedad, solamente varía el tipo y calidad de drogas que se consumen.
.
Y mientras las incoherencias, el desconocimiento y las mentiras parecen empantanar el camino de la lucha contra este flagelo, drogas como el “paco” o residuo de pasta base y el “éxtasis”, inundan cada vez más las calles de nuestro país.
.
Ya no es un problema sólo del conurbano bonaerense o de la Capital, es un problema de muchas ciudades del interior, y por ende, es un problema de todos. La gran verdad es que la droga es un negocio, y como tal cuenta con las infaltables oferta y demanda. Por lo tanto, no puedo dejar de coincidir con la afirmación de José Granero que como titular del Sedronar disertó en el “VI Congreso de Prevención y Asistencia de la Drogadependencia” (Córdoba, 4/10/07) en el sentido de que “la despenalización significaría un genocidio de muchos chicos que verían aumentada la oferta de drogas”.-

Publicado en el periódico "RESUMEN DE LA REGIÓN"

Alta Gracia, Córdoba, 30/04/08

5 comentarios / Hacer un comentario:

Anónimo dijo...

Solamente los drogones pueden estar a favor de q se despenalise las drogas para q las puedan comprar en los kioscos frente a la plaza. Q les pasa? No se dan cuenta q si es legal va a haber mas drogadictos y mas delitos??. Muy bueno su escrito!!.
Seba078-ar

Anónimo dijo...

Lei su articulo a cerca de la despenalización y me parece una verguenza que en este país con todos los delitos que se estan cometiendo ademas quieran despenalizar este flagelo que favorece mas a la delincuencia. Tincho

Anónimo dijo...

Creo que si la despenalisan va a ser mejor por que asi no va a ser un mugriento negocio para esos miserables de los narcos y se va a poder controlar mejor la calidad y todo eso como pasa en paises avanzados de Europa como Holanda por ejemplo. El hecho de que no este permitido no quiere decir que no exista, no olvide eso. Mariano B.

Anónimo dijo...

hola, estuve leyendo tus tres primeras notas, estan muy buenas,te sorprendera lo que vote a favor de la prohibicion de la droga, quizas de esa forma llame menos la atencion, no te parece?,total quien va a caer sobre los grandes negociantes de la droga, nadie, es un negocio fuerte, ahi esta la cuestion si nadie lo para, siempre va a haber consumo, por mas que cuides a tus hijos. por eso si es legal a lo mejor es mejor. es una opinion.

Martín Maglio dijo...

Eduardo, acá estoy (como te contestaba en mi bitácora a tu comentario).
Es saludable encontrar gente que se ocupa por estos temas tan importantes y tan mentidos desde el poder.
Me levantaste el ánimo ¡mil gracias!